Estás en:

Visor de contenido web

Calendario

Visor de contenido web

Visor de contenido web

El edicio

Foto Museo

El edificio que alberga el Museo de la Naturaleza de Cantabria es una casa-palacio del siglo XVIII, lo que suma a la visita a la exposición, el disfrute de una interesante muestra arquitectónica de la tradición cultural de Cantabria.

La Casona de Carrejo, que es como se conoce al edificio en el que se alberga el Museo es una imponente construcción cuyo origen, probablemente se remonta al siglo XVIII y que está declarada Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Cantabria desde diciembre de 1984.

Las características de la fachada parecen indicar esa fecha de construcción, s XVIII y aunque no se tienen datos exactos, si se tiene certeza de que fue Don Pedro de Alcántara Ygareda y Balbás, nacido en Santibáñez el 19 de octubre de 1820, el fundador del colegio de monjas que durante muchos años hubo en la Casona. Con posterioridad, la Casona ha seguido  dedicándose a diferentes actividades culturales, propósito por el cual, los descendientes de la familia propietaria del inmueble, los Ygareda y Barreda-Cos, constituyeron la Fundación Ygareda, actual propietaria del edificio.

Está Casona, con estructura de palacio cántabro de tejado a dos aguas, tiene su fachada principal de sillería y los laterales de mampostería. Tiene adosada a la izquierda una torre de planta cuadrada que forma parte de la capilla. En el piso inferior se abren cinco arcos de medio punto apoyados en pilares cuadrangulares y enmarcados por pilastras que llevan, a modo de capitel, una ménsula. El piso superior está recorrido exteriormente por un balcón corrido. En el hastial de la derecha está colocado el escudo de la casa con las armas de los Cos y los Cayón.

En edificio fue objeto de una importante restauración interior a mediados de los años ochenta, para que mediante un acuerdo con la Fundación Ygareda, propietaria del inmueble, el Gobierno de Cantabria pudiera destinar este centro a su nueva función de Museo