Visor de contenido web

Calendario

Visor de contenido web

Visor de contenido web

Colecciones

El Museo de la Naturaleza pretende compartir con sus visitantes conocimiento, interés, implicación, respeto, curiosidad y sobre todo, un sentimiento de pertenencia y protección de todos nosotros con la naturaleza de nuestra región.

Para esta ardua tarea se parte de diferentes materiales, vídeos, paneles, maquetas, animales disecados, mapas, fósiles, dioramas, minerales, especies vegetales¿ todo ello expuesto con la finalidad concreta de hacer accesible e interesantes, la información científica y la tradición cultural ligada a especies y espacios de Cantabria.

Los ejemplares expuestos en el Museo proceden de colecciones patrimonio del Gobierno de Cantabria, colecciones donadas por particulares y préstamos del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

En el recorrido por el Museo se pueden conocer los diferentes ecosistemas de Cantabria, gracias tanto a dioramas que escenifican diferentes hábitats con sus correspondientes especies de fauna naturalizadas, como en la visita al jardín en el que se representan los principales bosque de la región.






 

El Museo tiene también un interesantísimo fondo de especies exóticas, principalmente aves, originarias de México y procedentes de las colecciones de la antigua Universidad Pontificia de Comillas, que están siendo preparadas para una futura exposición y que por el momento solo están a disposición de los investigadores interesados.
 

LOS EJEMPLARES BENEDITO

Muchos de los ejemplares naturalizados que se encuentran en el Museo fueron realizados por los taxidermistas de la familia Benedito, mundialmente reconocidos por la calidad y perfección de sus trabajos, que constituyen por si solos todo un estudio de anatomía y ecología de los animales preparados. Estos ejemplares, auténticas joyas de la taxidermia de principios del siglo XX y pertenecientes a la extensa colección propiedad de Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, aportan al visitante una información sobre los ejemplares, que por su calidad, proximidad y excelente reproducción de las características del animal, sorprende y despierta la curiosidad y la necesidad de entender¿. ¿por qué el águila calzada mira de frente y sin embargo el urogallo tiene un ojo a cada lado de la cabeza?, ¿es lo mismo ser depredador que ser presa?, ¿huyen los arándanos cuando se los va a comer un urogallo?, ¿y los conejos cuando les ataca un águila real?

Las abubillas, realizadas en 1913, la pareja de búhos reales, el águila real, la calzada o la culebrera, las ardillas y hasta los cuervos, son todos ejemplares de gran calidad y belleza. El ciervo permite apreciar una estructura ósea y muscular, -que por supuesto no está en su interior-, poniendo así de manifiesto el excelente trabajo escultórico de reconstrucción que fue realizado y que permitió que una piel se convirtiera en el fiel reflejo del complejo ser vivo que la habitó.

Además de su valor intrínseco como obras bellas, todas estas piezas son una herramienta del conocimiento de la fauna, de gran valor didáctico.