Visor de contenido web

Calendario

Visor de contenido web

Visor de contenido web

Colecciones

En la tierra de las grandes cavidades con arte rupestre el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria atesora los restos materiales de yacimientos de gran fama ¿La Garma, El Castillo, Altamira¿- que han merecido el reconocimiento de Patrimonio Mundial. Útiles de piedra y, sobre todo, arte mueble, tallado en hueso y asta, constituyen el patrimonio más excepcional de este museo, de referencia entre los museos europeos por su calidad y abundancia.

La gestación de la colección cuenta ya con más de un siglo de historia. Desde las primeras actuaciones de los pioneros de la arqueología ¿Saenz de Sautuola, Hermilio Alcalde del Río, Lorenzo Sierra- y las más antiguas excavaciones patrocinadas por el Príncipe Alberto de Mónaco y el Instituto de Paleontología Humana de París, bajo supervisión del abate Breuil, se ha ido nutriendo el fondo arqueológico de manera incesante.

El padre Carballo fundador de la institución creó una primera instalación en Instituto Santa Clara de Santander en 1926, que, en 1941, ya acrecentada, se ubicó en la antigua Diputación Provincial hasta 2008. Durante décadas, las excavaciones promovidas y realizadas desde el Museo, y, posteriormente, desde los años ochenta del siglo XX, por la Universidad de Cantabria han incrementado de manera incesante los fondos.

En la actualidad, este Museo de titularidad autonómica es el destinatario de todos los restos arqueológicos aparecidos en la Comunidad de Cantabria y presenta al público los objetos más señeros desde la Prehistoria a la Edad Media. El patrimonio paleolítico recuperado en las cuevas ilustra de manera privilegiada y emblemática las culturas materiales más remotas en Europa.